¿Deflación o Inflación?

Un articulo en Rankia sobre la Inflación y Deflación, me invita a retomar este tema. Un tema del que he hablado en muchas ocasiones en este blog, los que habéis podido seguir. Aprovecho para hacer una recopilación previamente

  • Negando la Inflación: Este articulo comentaba el error estratégico que suponía apostar por la deflación en ese momento, cuando realmente lo mas probable era volver a ver inflación en el medio plazo.
  • Masa Monetaria: Me parece importante entender estos conceptos antes de poder seguir discutiendo sobre este tema.
  • Reflación:  Explica perfectamente como hemos forzado la salida de esta crisis.
  • Hiperinflación: Mis conclusiones acerca de porque veo un escenario de hiperinflación muy probable en el medio/largo plazo.
  • Oro, llego su momento: Mi recomendación de compra cuando superaba los 900 euros.

Después de esta recopilación, voy a seguir con el tema de la inflación y aprovechando el articulo de Rankia, creo que es preciso hacer una serie de aclaraciones.

” En esta situación, hemos iniciado una carrera para negar la deflación que llegó a niveles absurdos. Entonces hemos conocido que la bajada de precios, no era deflación sino que se llamaba desinflación.”

La deflación realmente prácticamente no ha existido. La deflación que vimos durante seis meses fue principalmente debida en parte a una importante caída del precio del petroleo.  Lo cierto es que el IPC sigue siendo positivo, es decir los precios siguen subiendo. Es cierto que lo han hecho con menos fuerza, pero que suban menos, no es lo mismo que bajen. Creo que es importante diferencia este punto. Por tanto negar la deflación era la opción racional.  Es cierto que ciertos activos y ciertos servicios han caído en precios, pero lo cierto es que nuestra cesta de la compra no lo ha hecho en igual medida. Creo que es importante no confundir la caída de precios de activos involucrados en fenómenos de burbuja, como puede ser la vivienda, y como fueron las punto com, con situaciones de inflación o deflación en una economía. Pese a que en muchos casos puedan tener efectos colaterales.

Uno de las ideas más generalizadas es aquella de considerar la inflación como el impuesto del pobre; lo cual es una frase tan buena a nivel de marketing, como falsa

La inflación es desde luego una impuesto encubierto, tanto para el pobre como para el Rico. Es el estado el que gana en estas situaciones de una forma que es mucho menos impopular que aplicar impuestos. En lugar de recaudar mas, pues es mas fácil imprimir dinero nuevo. Desde la perdida del patrón Oro, el dinero en circulación es un elemento que definen los gobiernos dado que no tienen que enfrentarse con la escasez que tenía el material precioso. Desde luego que una parte de este impuesto la paga el pobre. Y lo hace de varias formas

  • Pagando mas intereses: Solo es necesario revisar los tipos de interés que tienen los países con hiperinflación. En cualquier caso en una situación de hiperinflación, cualquiera que quiera tomar dinero prestado deberá pagarlo con muchos mas intereses. Precisamente la caída de tipos ha animado un mayor consumo, si fuera al contrario el consumo se ralentizaría.
  • Salario: Los salarios se adaptan de manera gradual a estos escenarios de hiperinflación. Por tanto el pobre en una subida de precios no verá inmediatamente una subida en sus salario.
  • Ahorros Clase Media: Los ahorros de la clase media se verán afectados, dado que al no tener una gestión profesional probablemente no estén en activos indexados con la inflación. Salvo sus propiedades inmobiliarias, lo demás ahorro verán perdido su valor. Especialmente si son ahorro invertidos para la jubilación en activos que no recojan el efecto de la inflación.
  • Situación Pais: Mas allá de los razonamientos teóricos sobre temas de hiperinflación, es importante hacer un análisis de la clase media  y de la clase pobre en países donde se han producido estos fenómenos. Creo que es fácil llegar a la conclusión que en estos escenarios las mas perjudicados suelen ser estos grupos.

Por ultimo es importante distinguir diferentes tipos de deflación o de caída de precios en servicios o en productos. Es cierto que los precios pueden caer en muchos casos por una escasez de la demanda, pero también podemos ver una caída de precios si aumenta la productividad. Estas ultimas caídas suelen verse compensadas por una creación de mas valor para el cliente final y siendo beneficioso para la comunidad.

Pero probablemente la pregunta mas importante que haya que hacerse es con respecto a la masa monetaria. Es cierto que los ciclos de la economía ofrecen caídas en la demanda que la historia nos ha enseñado a entender que vuelven al cabo de tiempo a recuperarse. El incremento de la población permite un continuado crecimiento de la demanda, pese a que puedan existir momentos donde por temas de ciclo pueda caer. Pero por ese motivo es importante entender que la inflación es un fenómeno monetario y que si nuestro sistema ha tenido una importante creación de moneda, o la drenamos del sistema cuando vuelva la demanda a recuperarse, o nos enfrentaremos a un fenómeno de inflación (si la productividad no crece).

Ahora sitúense en nuestro momento actual, con esta creación de masa monetaria

¿Que piensan que puede pasar cuando se recupere la demanda? Por ese motivo hablo de inflación, porque para mi el reto mas importante en el medio/largo plazo será drenar esa liquidez, porque la demanda, tarde o temprano se recuperará.

4 responses to “¿Deflación o Inflación?

  1. estimado jesus: vi su conferencia junto al sr. bolinches en valencia y me gusto mucho.
    me llamo la atencion su afirmación de un contexto de futura inflacion.
    cree que se debe a que los estados tienen que pagar su deuda y necesitan un mecanismo para poder solucionar su problema, o cree que son los agentes económcios los que producirán esa situacion de hiperinflacion ?
    gracias y salu2.

  2. Pingback: ¿Hora de caer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *