Función final

mcac-theater

Después de mucho tiempo operando y siguiendo los mercados, cada vez tengo mas la sensación de que estamos en un mundo lleno de información que nos hace entender la realidad de una forma similar a una inmensa mayoría. Y probablemente uno piense con estas palabras que estoy haciendo referencia a una realidad que esta dirigida por unos pocos, pero ni mucho menos quiero caer en esos maniqueismos. Porque no creo que sea así. Creo que la economía sigue siendo muy experimental y que probablemente muchas de las medidas que están tomando nuestros responsables económicos no se sepa realmente bien como van a funcionar.

Pero si que creo que existen dos entornos de información. Dos esferas que ven la realidad de formas diferentes. Que tienen tanto visiones diferentes, como intereses diferentes. Esferas que no se comunican habitualmente y que separa a los profesionales de los no profesionales en los mercados. Y que esas esferas no se cruzan, incluso aunque potencialmente existen muchos puentes para hacerlo. Puentes que permiten a profesionales de la inversión poder ofrecer su opinión en medios tradicionales. Pero mucho me temo que los profesionales que se encuentran realmente en esta segunda esfera, generalmente no suelen dar su opinión. Es posible que incluso algunos si que estén dándola, pero es complicado distinguir a aquellos que realmente lo son. En parte porque los opinadores profesionales, los que mas influencia tienen sobre nuestra visión económica están incluso alejados de los mercados, y por que reconozcamoslo, compramos mas fácilmente a aquellos especialmente polémicos y agoreros. También compramos a aquellos que destilan seguridad y vehemencia en sus comentarios, algo difícilmente conjugable con los mercados que son entornos de incertidumbre por definición.

La red nos ha permitido conocer a mucha mas gente, y que los medios de información no sean un monopolio de unos cuantos. Ahora tenemos mas donde elegir, y probablemente también mas ruido. Pero sobre todo mas informaciones diferentes. Algo positivo para desarrollar esa capacidad para mirar por encima de lo que estamos leyendo para intentar entender que esta pensando cada esfera.

Y en este contexto, mi sensación en esta segunda caída de mercado, que algunos se atreven a llamar Crash con solo una caída de un 10%, después de una recuperación cercana al 100%, es que se esta intentando vender un catastrofismo excesivo. Un catastrofismo que se esta recreando en los problemas de Europa, en los problemas de muchos países para hacer la digestión de una crisis, que a muchos se le va a indigestar, y que permiten vaticinar a muchos un escenario de Armagedon Financiero.

Un escenario donde la segunda esfera, se siente muy cómodo. Porque sabe que no hay mucho mas que perder, que los números no confirman esos escenarios y donde la inversión tiene un menor riesgo. Un tipo de escenario por el que ya han pasado en otras ocasiones y que ofrece las mejores oportunidades de inversión. En parte porque el mercado empieza a ser irracional, y eso ofrece oportunidades. Unas oportunidades que aunque pueden hacerse mucho de esperar, parecen tan probables que ofrecen la confianza necesaria para no dudar de ellas. Porque los Armagedon Financieros nunca llegan a ser tan extremos como se predicen, y porque son generalmente oportunidades de inversión.

Y probablemente esa sea la razón por la que muchas agencias y fondos están invirtiendo en bolsa en este momento. No sabemos donde llegará esta función final de apocalipsis financiera, pero creo que nos va a dar la mejor oportunidad de inversión en los próximos años. No se cuanto seremos capaces de caer, porque tendrán que luchar contra todos los que piensa que estamos ante una excelente oportunidad de inversión. No es momento de estar en el mercado, pero si de estar sumamente atentos. No deberíamos dejar escapar la siguiente subida del mercado.

Os dejo por aquí un gráfico de agencias de Telefonica que me hace pensar que muchas agencias ya están viendo la oportunidad.
tef573

4 responses to “Función final

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *